DISPONIBILIDAD DE DOSIS PFIZER Y MODERNA: VACUNAS ANTICOVID, PREPARADAS PARA SU DISTRIBUCIÓN

Solo el 8% de las farmacias en México poseen la autorización y el equipo de refrigeración necesario para vender la vacuna

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha autorizado la venta de las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer y Moderna. No obstante, su adquisición no estará disponible en todas las farmacias y su uso necesitará supervisión médica.

“En México hay alrededor de 30 mil farmacias, de ellas cerca de 8% tiene el tipo de licencia que es la que permitirá poder dispensar, en este caso, la vacuna contra covid-19”, dijo Juvenal Becerra Orozco, presidente de Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm).

“El proceso es que, al darse el registro de la Cofepris, va a empezar a fortalecerse el trabajo a nivel de industria vinculada con los laboratorios, para conocer el proceso de distribución que tendría la vacuna y qué disponibilidad habría”, explicó.

Destacó que “debe haber una supervisión médica para que se expenda esta vacuna”.

Adicionalmente, solo las farmacias que dispongan de una cadena de frío podrán comercializar la vacuna, ya que el producto biológico necesita mantenerse a bajas temperaturas. La distribución del fármaco estará sujeta a la disponibilidad y la demanda en el mercado.

Óscar Zavala, presidente de la Unión Nacional Interdisciplinaria de Farmacias, Clínicas y Consultorios (UNIFACC), señaló que el proceso de comercialización de un fármaco implica la participación de distribuidores como Nadro o Marzam, quienes se encargan de suministrar diversos medicamentos a farmacias, hospitales y clínicas.

En cuanto a los precios de las vacunas, explicó que estos dependerán de los laboratorios fabricantes, los acuerdos establecidos con los distribuidores y la demanda del mercado.

Según información de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, el precio de una dosis de la vacuna de Moderna en el sector privado es de 128 dólares, mientras que la de Pfizer alcanza los 115 dólares.

Ayer, después de una semana de gran expectativa, ya que se anticipaba que la aprobación de la Cofepris se llevaría a cabo el pasado 29 de noviembre, finalmente se concedió el registro sanitario para la vacuna Spikevax (monovalente XBB.1.5) de ModernaTx. Inc y la Comirnaty (Ómicron XBB. 1.5) de Pfizer S.A. de C.V., lo que permite su comercialización.

“Un equipo multidisciplinario de personal federal determinó que los biológicos de Pfizer y Moderna cumplieron los requisitos de calidad, seguridad y eficacia”, dijo la comisión.

Según la comisión, este proceso regulatorio fue pionero a nivel mundial, ya que representó una transición exitosa desde la Autorización de Uso de Emergencia hacia la obtención del Registro Sanitario para las vacunas contra el COVID-19. Este logro se materializó en un tiempo récord, tras un exhaustivo análisis técnico llevado a cabo por el personal especializado de la autoridad sanitaria y la evaluación del rendimiento clínico de estas vacunas durante las sesiones del Comité de Moléculas Nuevas (CMN), que, por primera vez, fueron de acceso público.

“El suministro de estos biológicos debe ser bajo vigilancia médica y no se deberá aplicar de manera indiscriminada, ya que pueden representar riesgos para la salud”, sostuvo el organismo regulador.

Destacó que las vacunas destinadas a prevenir el COVID-19, integradas en la Política Nacional de Vacunación contra el SARS-CoV-2, son de acceso universal y gratuito. Asimismo, reiteró que la administración de vacunas al margen de esta política deberá llevarse a cabo únicamente bajo rigurosa recomendación médica.

Las vacunas contra el COVID-19 de Moderna y Pfizer, que obtuvieron el registro sanitario de la Cofepris para su comercialización en México, están diseñadas para combatir las variantes que actualmente circulan, incluyendo ómicron y sus sublinajes.

Ambas vacunas son aptas para ser administradas a partir de los seis meses de edad.

Es importante destacar que en octubre pasado, Asofarma de México, socio comercial de Moderna, informó que su vacuna Spikevax ha demostrado una sólida inmunización, llegando al punto de que los anticuerpos generados aumentan hasta 11 veces la protección contra la variante Eris (EG.5) de ómicron y otras subvariantes.

Por otra parte, según la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), la vacuna Comirnaty de Pfizer es uno de los biológicos actualizados formulado «para atacar más de cerca a las variantes que circulan actualmente y proporcionar una mejor protección contra las consecuencias graves de COVID-19, incluyendo hospitalización y muerte».

You may like

In the news